LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2020-2024 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN JUNIO 2020 - PRIMERAS PROYECCIONES POST CORONAVIRUS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Después de un acuerdo de recorte de producción de la OPEP+ (países de la OPEP mas Rusia mas Libia mas México) el precio internacional del petróleo ha superado los 40 dólares barril.

 

Sin duda una buena noticia luego de que llegó a estar incluso en niveles negativos en abril 20. Ya para mayo y junio la OPEP+ había acordado un recorte de producción cercano a 10 millones de barriles. Ahora último lo extendió a julio y esa fue la razón principal del aumento reciente en el precio. 

 

Hay dudas sobre la duración de unos recortes que se han hecho para contrarrestar el gran impacto que ha tenido sobre la demanda de hidrocarburos el bloqueo económico que establecieron muchos países para combatir la propagación del coronavirus, y que incluye una amplia restricción al transporte terrestre y aéreo. 

 

Otra duda tiene que ver con el comportamiento de los productores de esquito bituminoso (shale-oil producers) de Estados Unidos. En ese país el número de pozos en producción ha caído en mas de 50% (desde la emergencia del coronavirus, de 800 pozos se ha pasado a 300 pozos). No se sabe cuál sería la respuesta en el reinicio de la producción de los pozos no convencionales si se produjera un aumento de alguna significación en los precios internacionales.

 

Dado que por otro lado abundan los inventarios, habrá un período en el  que el mercado estará ofrecido con un precio en las cercanías de 40 dólares el barril. Mucho dependerá de que la OPEP+ prolongue los recortes mas allá de julio y que la reapertura económica sea completa hacia la segunda mitad de ese mes de julio.

 

 

No se sabe aún sobre la fuerza del "rebote" una vez que se abra la totalidad de la economía mundial. Por ejemplo, una vez que se restablezcan todos los canales presenciales de trabajo y recreación. 

 

Hay indicios que en Estados Unidos el rebote ocasionado por la reapertura económica será fuerte: en mayo esa economía ya empezó a crear empleos adicionales (2.5 millones de nuevos empleos frente al pronóstico de los "expertos" de 8 millones de pérdidas), y la bolsa de Nueva York está aproximándose a los niveles récord previos a los de la emergencia sanitaria ocasionada por el coronavirus.

 

También mucho del desempeño de la demanda de hidrocarburos dependerá de lo que suceda con las economías de China y de la Unión Europea, las cuales hasta ahora en junio apenas comienzan a salir de unos ciclos de acentuadas contracciones. 

 

En resumen, no hay que hacerse muchas ilusiones con las perspectivas de aumentos en el precio internacional del petróleo. Por ahora, una cierta estabilidad alrededor de un promedio entre 40-50 dólares el barril sería una especie de respiro para el sector.