LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

   

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES (hacer click aquí)

 

RANKING 2018 TOP 300 EMPRESAS DE COLOMBIA (hacer click aquí aquí)

 

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2019-2023 DE COLOMBIA

–Versión Octubre 2019– 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

 LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

El gobierno de Estados Unidos está atacando el derecho de los bancos suizos a mantener en secreto la identidad de sus clientes.
 
La Unión de Bancos Suizos (UBS) reconoció que tiene abiertas unas 47.000 cuentas secretas de ciudadanos de Estados Unidos, que no pagaron impuestos sobre sus activos. Hasta ahora el banco le ha proporcionado al Departamento de Justicia los nombres de solamente 300 de esos clientes. El mes pasado, UBS aceptó su responsabilidad con estos 300 clientes y pagó US$780 millones en multas y restituciones.

El caso es de gran interés por cuanto el Departamento de Justicia ha expresado que si UBS si no da a conocer el nombre de los 47.000 clientes, lo demandará penalmente por incumplimiento a los términos de un acuerdo suscrito entre el banco y el gobierno de Estados Unidos, que establece la colaboración para identificar evasores. El IRS (Internal Revenue Service) considera que UBS es cómplice en un delito, al ayudar a ciudadanos de Estados Unidos a esconder activos y violar las leyes tributarias.

UBS argumenta que dar a conocer el nombre de los 47.000 clientes violaría la ley suiza de la reserva bancaria y pondría en peligro sus posibilidades de continuar en el negocio financiero. El gobierno suizo, por su parte, ha rehusado siquiera discutir con el de Estados Unidos el tema. De prosperar la demanda, se crearía un antecedente que sería seguido por otros gobiernos y que destruiría la muy apreciada reserva bancaria suiza.

El actual presidente de UBS renunció. Peter Kurer fue reemplazado por Kaspar Villeger, un duro en lo que respecta a la necesidad de mantener en secreto las cuentas. Los desafíos de Villeger son muchos. El banco ha sido duramente golpeado por la actual crisis económica global. Sus clientes han sacado un gran volumen de depósitos, no se sabe si porque necesitan el dinero o por el temor al destape de la reserva.  

En Estados Unidos, fuentes del Congreso y de la administración Obama han reiterado que combatirán con fuerza los paraísos fiscales. Como van las cosas, la única forma como los ricos podrán protegerse de la voracidad fiscal de los gobiernos es poniendo su dinero “debajo del colchón.”