LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2020-2024 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN JUNIO 2020 - PRIMERAS PROYECCIONES POST CORONAVIRUS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Con la complicidad del diario El Tiempo y de Juan Manuel Santos a Andrés Fernando Sepúlveda ya lo declararon culpable ante la opinión pública de toda clase de delitos.
 
No se le ha juzgado, no ha tenido la oportunidad de defenderse, y el diario El Tiempo a través de sus titulares lo colocó en la picota pública. Da por un hecho que es culpable de “sabotear” el proceso de paz, de violación ilícita de comunicaciones, de uso de software malicioso y de interceptación de datos informáticos. Y luego lo sentencia: “Cargos en su contra le podrían dar 25 años de cárcel” (7 de mayo de 2014). Todo esto antes de que la Fiscalía formulara cargos en su contra

También antes de que fuera acusado formalmente, Santos salió a calificar como “muy grave” el intento de “saboteo” al proceso de paz que se quiso realizar a través de las supuestas interceptaciones ilegales de Sepúlveda.

Casi inmediatamente eltiempo.com publicó otro artículo bajo el titular: “Sepúlveda habría recibido al menos $100 millones por información”. Si haber recibido ese dinero fue delito o no lo fue no es para nada claro en la letra menuda del artículo. Pero eso es lo de menos con tal de empañar la imagen de Sepúlveda.  

El Tiempo también publicó con gran despliegue unos trinos de Sepúlveda en Twitter en contra del proceso de paz como si se tratara de un delito. Pero, ¿qué clase de delito es manifestarse en las redes sociales en contra de ese proceso? Entre otras, la gran mayoría de los colombianos estaría de acuerdo con los trinos de Sepúlveda.

Luego El Tiempo presentó como si fuera un delito de Sepúlveda divulgar información en contra de la campaña del Presidente Santos. Eso no es delito en sí mismo.

A Sepúlveda le cayó el mundo encima. Se declaró inocente de todos los cargos que le hizo la Fiscalía. Habrá que esperar a un juicio para saber acerca de su culpabilidad o inocencia. Por ahora solo cabe la presunción de inocencia. Sin embargo, en Colombia la presunción de inocencia no aplica y menos para medios de comunicación interesados en promover intereses políticos.

Mas grave en este caso por la participación del propio Presidente de la República, que apareció como el director de orquesta en el linchamiento. Después de lo ocurrido, difícil que Sepúlveda pueda contar con garantías para un juicio imparcial.