LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2021-2025 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN 15 DE FEBRERO 2021

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

MAPA EMPRESARIAL DE COLOMBIA

 

INFORMACIÓN FINANCIERA Y MOVIDAS EMPRESARIALES DE 105 SECTORES Y 7.636 EMPRESAS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Ninguna cifra económica de Venezuela es positiva. Todo el aparato productivo está ‘patas arriba’ y la pobreza llega al 90%. Su vital sector petrolero es un patético ejemplo del dramático deterioro de ese país.

 

En una época no lejana, antes de la llegada de Hugo Chávez al poder en 1998, Venezuela era uno de los principales productores de petróleo del planeta. Su empresa PDVSA era considerada como una de las mejores administradas entre sus pares en comparaciones internacionales. Hacía finales de los años 90 Venezuela llegó a producir hasta 3.2 millones de barriles diarios.

 

Pero Venezuela cayó en manos de los socialistas/comunistas. Al comienzo de la llamada “revolución bolivariana” la producción petrolera mantuvo la inercia que traía del pasado y los descensos no fueron muy pronunciados. Pero con el paso de los años, la falta de nuevas inversiones y de mantenimiento de la infraestructura existente empezó a hacerse sentir con todo su rigor.

 

Hacia el 2015 la producción había caído a 2.5 millones de barriles diarios y a partir de ahí el absoluto desastre. En 2017 el nivel de producción fue de 2.0 millones de barriles diarios, en 2018 fue de 1.5 millones de barriles diarios, en 2019 fue de 0.9 millones de barriles diarios, y actualmente 0.5 millones de barriles diarios.

 

En 2016 Venezuela contaba con 71 plataformas petrolíferas operando. Hacía finales de 2020 solo había una infraestructura habilitada. Los estimativos que se tienen sobre cuánto se necesitaría para rescatar a PDVSA de su debacle actual oscilan entre US$30.000 millones y US$60.000 millones.

 

En resumen, este modelo de manejo socialista/comunista llevó a Venezuela, un país que posee las mayores reservas petroleras del planeta, a solo producir el 60% de los niveles de su vecina Colombia, un país que cuenta con relativamente pocas reservas. El desplome de la producción petrolera durante el régimen Chavez-Maduro ha sido del 84%.

 

Los muchos políticos, sindicalistas e ‘intelectuales’ colombianos a los que seduce el modelo socialista/comunista obviamente se hacen los de la ‘vista gorda’ con lo que ha sucedido en Venezuela ( y en Cuba). En el caso de Venezuela, que fuera hasta hace unos años uno de los países mas prósperos del Continente, en pleno 2021 sus niveles absolutos del PIB son equivalentes a los de 1950. En otras palabras, el tamaño de su economía es hoy por hoy similar al de hace 70 años.

 

Todo esto es consecuencia de un gobierno socialista/comunista. Tanto en Cuba como en Venezuela se superaron récords relacionados con la rapidez y eficacia con la cual se ha destruido la infraestructura productiva de un país, se ha acabado con su riqueza y se ha empobrecido a su población.