LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

   

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES (hacer click aquí)

 

RANKING 2018 TOP 300 EMPRESAS DE COLOMBIA (hacer click aquí aquí)

 

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2019-2023 DE COLOMBIA

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

 LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Así la llama Donald Trump por la forma absurdamente parcializada con la que reportan las noticias relacionadas con su gobierno.

 

La Fake News Media odia a Trump y a todo lo que lo rodea. Le achacan toda clase de problemas imaginarios, muchas veces inventados por ellos mismos, y no le reconocen sus varios logros en el año y medio de su Presidencia. 

 

Para un desprevenido observador, canales de televisión como CNN, ABC, MSNBC, NBC, y medios impresos como el New York Times y Washington Post, así como otros muchos fuera de Estados Unidos como la BBC y The Economist en Inglaterra, para no mencionar otras muchas siglas y nombres de otros conocidos medios de varios países, la falta de objetividad en relación con Trump y su administración es simplemente patética.

 

Tómese el caso de la supuesta “colusión” (¿que querrá decir eso?) de Trump con Rusia en su campaña presidencial. Estos medios la han dado por descontada no obstante que no hay una sola prueba al respecto. Todos los días machacan sobre el tema como si fuera algo ya demostrado. Pero no presentan una sola prueba concreta. Así como tampoco lo ha hecho después de mas de un año de pesquisas Robert Mueller, el investigador especial seleccionado para investigar este asunto.

 

Sus enemigos políticos, todos sin excepción, se rasgaron las vestiduras porque Trump se reunió el 23 de julio en Helsinki con el Presidente de Rusia Vladimir Putin. Qué escándalo el que armó la Fake News Media sobre un tema que puede considerarse como normal en las relaciones internacionales. De traidor a la patria tildaron a Trump. Pero, ¿dónde están los hechos concretos que respaldan tan temeraria observación? Eso es lo de menos para estos medios. De lo que se trata es de manipular a la opinión pública en contra de Trump y a favor del Partido Demócrata y de la izquierda en general. 

 

Las peores agresiones de Rusia en el escenario mundial sucedieron cuando Barack Obama era Presidente y Hillary Clinton la Secretaria de Estado. Fue ahí cuando ese país se tomó a Crimea, agredió a Ucrania, se involucró a fondo en la guerra civil de Siria, y se alió con Irán en sus actos desestabilizadores del Medio Oriente. Y de manera inexplicable (perdón, explicable por los millones de dólares que fueron a parar a la Fundación Clinton) logró que el gobierno de Estados Unidos le aprobara la venta de una cuarta parte del uranio que poseía. 

 

De hecho, Rusia (al igual que China) modernizó sus fuerzas militares mientras la administración Obama permitía que se deterioraran las de su país. China además, por su parte, aprovechó la debilidad de esa administración para dar un zarpazo en el Mar de la China Meridional y para llevar a cabo una sofisticada guerra cibernética y un extendido espionaje industrial contra Estados Unidos. 

 

Todo esto cambió cuando Trump subió a la Presidencia y mandó el claro mensaje que su país no sería mas objeto de trato abusivo por parte de las otras potencias. Básicamente está en proceso de implementar el mas ambicioso programa de fortalecimiento de las fuerzas militares del que se tenga memoria, al tiempo que con políticas tributarias y regulatorias favorables ha convertido a su país en la mayor potencia energética del planeta. Igualmente se ha propuesto balancear su balanza comercial modificando tratados y prácticas comerciales que lo colocan en desventaja frente a sus mas fuertes competidores. 

 

Especialmente los dos primeros puntos, el fortalecimiento en lo militar y en lo energético, en nada favorecen los intereses de Rusia. Tampoco el impulso que le ha dado Trump a la economía logrando sacar al país del marasmo en el que estuvo durante los ocho años de Obama. 

 

Y como si lo anterior no fuera suficiente, Trump le ha impuesto a Rusia las mas duras sanciones económicas y diplomáticas de los últimos tiempos. Y aún mas, logró fortalecer financieramente a la anti-rusa OTAN, al comprometer a países miembros morosos que se pongan al día en el pago de sus contribuciones. 

 

En medio de todo esto la Fake News Media sostiene a los cuatro vientos que Trump es un “traidor” que trabaja para debilitar a Estados Unidos y fortalecer a Rusia.

 

De la reunión de Helsinki no salió ningún compromiso específico. Fue una reunión exploratoria inicial. Y está bien que haya habido esa reunión no solo desde el punto de vista de esos dos países sino del resto de la humanidad. Después de todo, el 90% del poderío nuclear del planeta está en manos del señor Trump y del señor Putin. Ambos países están involucrados directa o indirectamente en orillas opuestas en lugares conflictivos.

 

Va en beneficio de tirios y troyanos que ambos líderes se conozcan y establezcan unos mínimos canales de comunicación directa. Y eso fue lo que empezó a suceder en Helsinki. Y eso es lo que quieren sabotear los enemigos de Trump utilizando a la Fake News Media, por razones que tienen que ver ante todo con la crucial elección para Congreso en noviembre de 2018 y con la defensa de unos muy específicos intereses.

 

Ni mas ni menos, los intereses de quienes hasta la llegada de Trump eran los dueños de la política y de la opinión pública planetaria y sienten su posición amenazada como nunca antes.