LaNota.com
 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

  

 

RANKING DIGITAL DE MERCADOS DE COLOMBIA

 

110 SECTORES CON SUS EMPRESAS LÍDERES

 

(HACER CLICK AQUÍ)

  

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

PROYECCIONES ECONÓMICAS 2022-2026 DE COLOMBIA

 

VERSIÓN ABRIL 2022

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

MAPA EMPRESARIAL DE COLOMBIA

 

INFORMACIÓN FINANCIERA Y MOVIDAS EMPRESARIALES DE 105 SECTORES Y 7.636 EMPRESAS

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

PANAMERICANSPORT 

LO TOP EN INFRAESTRUCTURA DEPORTIVA, RECREATIVA Y COMERCIAL

 

(HACER CLICK AQUÍ)

 

–––––––––––––––––––––––––––––––––

 

 

 

Jorge Ospina Sardi

 

El pueblo ruso está tan políticamente enajenado que solo cree en lo que le dice su dictador, por mas absurdo que sea. La verdad es mentira y lo imperdonable es excusable.

 

Para la gran mayoría de los rusos la política hace parte de un mundo lejano con el cual no es prudente involucrarse. No existe el mas mínimo cuestionamiento a las versiones oficiales que se transmiten en medios de comunicación manejados por zombis adictos al gobierno. 

 

Mientras el planeta está horrorizado con las matanzas y destrucciones que las tropas rusas han ocasionado en distintas partes de Ucrania, en Rusia su población cree que se trata de la “liberación” de ese país de unos nazis que se tomaron el poder. 

 

Para los rusos, la invasión a Ucrania es una renovada señal que la “madre” Rusia sigue firme en su lucha contra los nazis, así sea siete décadas después de que ellos fueran derrotados y así sea que ahora estén comandados por un judío. 

 

Hasta ahora las evidentes victorias militares de los ucranianos sobre los rusos no son tales. Según la versión del dictador, la campaña militar ha sido un rotundo éxito. El resto del planeta está totalmente equivocado sobre el rumbo que ha tomado este conflicto armado. La imágenes y relatos que se ven en los noticieros ‘occidentales’ y en las redes sociales son todos ‘fake news’. 

 

En Rusia ni siquiera una madre puede reconocer públicamente que su hijo murió en una batalla en Ucrania, so pena de sanciones. Mucho menos alguien puede referirse a la “guerra” de Ucrania (¿cuál guerra?), so pena de encarcelamiento. Protestar en la calle en contra de la invasión: al calabozo por 15 años. 

 

Muchos rusos viven felices como dóciles corderos intelectuales de la dictadura. No necesitan devanarse los sesos con temas controvertidos. Si los canales de televisión del régimen son oráculos de la verdad, ¿para qué buscarla en otra parte? 

 

El dictador hace lo que se le da la gana, y es indiferente el cuento con el cual justifica sus actos. Que ese cuento sea surrealista y absurdo, no importa en absoluto. Que no se ajuste a los hechos es lo de menos. Para eso está la televisión pública: para mostrarle al pueblo las ‘maravillosas’ fantasías en las que debe creer. 

 

En este caso, que los ucranianos han recibido a las tropas rusas con júbilo y agradecimiento. Qué es una gran suerte para Ucrania tener un vecino como la “madre” Rusia que la rescate de pertenecer a la OTAN y a la Comunidad Europea. 

 

No es motivo de la mas mínima curiosidad para los rusos el por qué todos los países vecinos han ingresado a la OTAN y a la Comunidad Europea y los que no lo han hecho estén desesperados por hacerlo. La mayoría de los rusos ven como algo completamente “normal” que su país arrase a Ucrania y masacre a su población, si así lo dispone el dictador. Ese no es un problema de ellos, sino culpa de los ucranianos por atreverse a actuar y pensar como ucranianos.

 

Rusia es conjuntamente con Canadá el país mas extenso del planeta. Es uno de los menos poblados por kilómetro cuadrado. Espacio y territorio es lo que tiene en abundancia. Posee además armas nucleares, lo que lo hace inatacable por parte de otros países. 

 

El tamaño de su economía no supera al del estado de Texas en Estados Unidos. Le queda un largo camino por recorrer para alcanzar niveles de desarrollo similares a los de un país de clase media alta como España, por ejemplo. 

 

La “madre” Rusia debería estar concentrada en cómo avanzar económicamente, en cómo integrarse mejor a la economía internacional, y en cómo organizar su sistema de gobierno para permitir unas mínimas libertades y pluralidades políticas. En lugar de estar obsesionada con maltratar y aterrorizar territorios que no son los suyos. 

 

Pero no es así debido a los designios de un inexpresivo dictador. Un siniestro personaje que se cree con el derecho de cometer crímenes de toda clase y burlarse del resto de la humanidad con el cinismo de sus mentiras y con la abierta complicidad de un pueblo que se hace el ciego y el sordo con lo que está pasando.