Caen reservas y sube dólar paralelo en Venezuela
jueves, 08 de abril de 2010
Las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela han disminuido US$7.030 millones en 2010. El dólar paralelo sobrepasó los 7 bolívares “fuertes”.
 
En abril 6, las reservas internacionales se situaron en US$27.970 millones, por debajo del nivel de US$28.000 millones considerado como el mínimo óptimo por el propio gobierno. De esas, más o menos la mitad no son líquidas, puesto que corresponden a renglones como depósitos de oro y derechos especiales de giro.

Este descenso de las reservas se produjo luego de que Hugo Chávez les diera un zarpazo de US$5.000 millones para financiar gasto del gobierno central. Al tiempo que esto sucedía, el dólar paralelo superaba los 7 bolívares, en lo que se ha interpretado como una señal de nerviosismo entre los agentes económicos sobre el futuro de economía venezolana.

Es preciso recordar que el gobierno devaluó en enero desde 2,15 bolívares por dólar a 2,60 bolívares por dólar para bienes prioritarios y creó el nuevo "dólar petrolero" a 4,30 bolívares para los demás rubros. En ese momento Chávez y sus funcionarios declararon que derrotarían al mercado paralelo y quebrarían a los especuladores llevando al dólar paralelo a la misma tasa que el dólar petrolero. Al final de cuentas, se trató de otro más entre miles de pronunciamientos falsos que ha hecho Chávez sobre la realidad económica de su país.

Después de la devaluación de enero, el gobierno intentó intervenir en el mercado para bajar el dólar paralelo. Fue así como ha subastado US$360 millones en bonos del Banco Central de Venezuela en un intentó por controlar el precio del dólar paralelo. Pero esa suma es mínima para la demanda existente y nadie cree que el gobierno tenga el músculo para frenar el aumento del dólar paralelo.

De hecho, la inflación en marzo fue de 2,6%, significativamente superior al 1,6% de febrero, impulsada por las alzas de precios en algunos servicios, alimentos, bebidas y equipamiento para el hogar. La acumulada en el primer trimestre fue del 5,8%, superior al 4,8% en el mismo lapso del año anterior, en tanto que la anualizada ascendió a 26,2%, por lejos la más alta de América Latina y muy por encima de la meta inflacionaria oficial para 2010 de 20-22%.

Es evidente que el impacto de la devaluación de enero y del racionamiento eléctrico ha empezado a hacerse sentir con fuerza sobre los precios al consumidor. Chávez y su equipo económico se las han arreglado para lograr que Venezuela tenga una acentuada recesión acompañada de una galopante inflación. El gobierno venezolano, incluida PDVSA, no dispone de los recursos para atender los compromisos ya adquiridos, las divisas escasean, el sector financiero se tambalea y todo indica que no podrá sostener las tasas de cambio oficiales fijadas en la reciente devaluación.   

El margen o premio de 8.57 puntos porcentuales que actualmente separa a los tesoros de Estados Unidos de los bonos del gobierno venezolano es el mayor de todos los países emergentes incluidos en el índice EMBI del JPMorgan Chase. Ello no obstante que el precio del petróleo ha subido últimente, aunque por lo visto no lo suficiente para contrarrestar el riesgo de comprometerse con un país manejado por un gobierno inepto, mentiroso y  camorrero.
 
< Anterior   Siguiente >
Copyright 2014 LaNota.com.